loader
Dinero del futuro… ¿BlockChain o vuelta a los orígenes?
Por Jaime del Barrio, CIO de Gfi España
18 de enero de 2017

Artículo aparecido el 16 Enero de 2017 en BANCA15:

Denarium (dinero en latín) fue sin duda una revolución en su momento (hacia el 250 A.C.) como moneda para el avance del comercio y con ello, de la civilización humana.

Desde muy antiguo, VII A.C., se ha materializado en plata, oro y otros metales, el valor de los productos y servicios. Incluso el arroz o los caracoles fueron en su momento, “moneda de cambio”.

Y así, hemos vivido hasta hoy en día, con dinero físico, ya sean monedas, billetes, tarjetas, cheques y demás de manera “material”.

Pero esta materialización del dinero tiene los años contados. Como ocurrió en el pasado, una revolución está por llegar al mundo del contravalor de las cosas, quizás siendo ahora 100% pura tecnología, ¿quizás un Blockchain? O no…

Recuerdo cuando era pequeño, que acompañaba a mi abuela al mercado a comprar sin “dinero”. Era una sensación increíble, conocían a mi abuela en todos los puestos y con solo decirle el precio de la mercancía comprada y ella dar su aprobación, le anotaban en una lista sus deudas que ella puntualmente pagaba a primeros de mes, cuando cobraba su pensión.

Mi abuela podía comprar porque la conocían. Punto. La veían llegar y su cara y sonrisa eran identificación y autenticación suficiente, era Aurita, la abuela, y punto. Por supuesto, está claro que pagaba, pues como la conocían, sino pagaba, no hubiera podido comprar más.

Es posible que, sin saber quién compra, hoy en día podamos comprar incluso presencialmente con alguna de las monedas virtuales creadas, como BitCoin, o con nuestro móvil, con sistemas de comunicación y encriptación entre el terminal del comercio y nuestro dispositivo…

Pero ¿no sería más humano, sencillo y universal que cualquier comercio pudiera reconocer a mi abuela por su cara y su sonrisa? ¿Que pudiera saber quién es, identificarla y autenticarla? ¿Que pudiera pagar sin necesidad de tarjetas, billetes, monedas Tokens, Cards, Bloques de datos, NFC, Chips ni nada de nada?

Reconocer a las personas por lo que son y sus características físicas, entra dentro del mundo de la Biometría, y esta tecnología permite hacer, de manera sencilla para millones de personas, lo que los comerciantes donde compraba mi abuela hacían con unos pocos, conocer de manera fehaciente quien está al otro lado de mi negocio.

Hoy en día más que nunca, hacer sencillo los pagos pasa por volver a los orígenes e implementar medios de pago basados en Biometría a nivel masivo, capaces de pagar “Por la cara” como hacía antes mi abuela.